Categoria

Cuando te sientas a estudiar y ves que ya has olvidado gran parte de lo que aprendiste el día anterior estamos seguros de que te empiezas a preguntar si esto es porque tienes mala memoria. La realidad es que no, y cuando aprendas cómo mejorar tu memoria para estudiar, a través de los distintos trucos que te daremos, verás que no es tan difícil.

La clave sobre cómo mejorar la memoria para estudiar oposiciones

Para sacar todo tu potencial estudiando y rendir lo mejor posible, primero tienes que entender cómo funciona tu memoria, pero sobre todo el mecanismo del olvido. Te recomendamos, antes de seguir, que te leas nuestro artículo sobre la curva del olvido.

Verás, es totalmente normal olvidar cosas mientras estudias, pero la clave está en tener ciertos recursos o trucos en la manga, con los que asegurarte de que tu cerebro retiene el máximo de información posible en poco tiempo.

Esto es aún más importante cuando se trata de estudiar oposiciones, puesto que sabemos por experiencia que no es sencillo. Si consigues aplicarlas tendrás más tiempo para ti e irás mejor preparado.

Estos son los diferentes trucos que te recomendamos, que, por cierto, se sirven de la misma teoría que usamos para crear nuestro artículo sobre reglas mnemotécnicas.

tecnicas para memorizar oposiciones

Recuerda por asociación

Una de las mejores formar de lograr mejorar tu capacidad de memoria para estudiar oposiciones es asociar conceptos nuevos con conocidos.

En lugar de pasarte horas y horas intentando memorizar un texto de forma aburrida y repetitiva, intenta asociar conceptos clave de tu material de estudio con datos que conoces de sobra.

Los conceptos clave son aquellos que, si logras recordar, dan pie a poder evocar fácilmente toda la información que lo rodea.

La asociación es un mecanismo muy útil, porque la memoria funciona así, básicamente. Sin entrar en detalles técnicos sobre el cerebro, la información reside principalmente en la mayoría de las neuronas del cerebro. Las neuronas son células nerviosas, que están conectadas a otras mediante una serie de hilos o carreteras. Cuantas más y mejores asociaciones hagas, más anchas se harán estas vías, más rápido circulará la información y más fácil te será recordar estas asociaciones o conceptos nuevos.

Al usar un concepto clave, esos hilos de asociación que salen de él cada vez más rápidos te permitirán recordar todos los demás datos de forma fluida. Al principio puede costar encontrar cuál es el concepto clave. Este sería la pista que siempre necesitas para seguir relatando de memoria lo que estudias e intentas evocar, es el punto en el que siempre te encallas porque, simplemente, no has conseguido recordarlo bien antes.

Un ejemplo de los conceptos clave, serían los años, que pueden dar lugar a un momento histórico concreto, en el caso de que estés estudiando historia. Las fechas históricas podrías asociarlas a otras fechas parecidas que conoces de memoria por algo o a conceptos más abstractos.

Si, por ejemplo, estamos hablando del año 1902, podrías relacionarlo con algo que te pasó en 2019 (cambiándole el orden) y que nunca olvidarás, o tal vez puedes crear una imagen mental relacionada con lo que pasó ese año en la que aparezcan los números 1, 9, 0 y 2 claramente, incluso haciendo de personajes. No importa qué clase de asociaciones inventes, la cuestión es que te funcionen.

¿Ves? ¡No es tan difícil! Solo es cuestión de ir practicando y verás lo fácil que es crear asociaciones. Pero quédate leyendo porque aún hay más trucos para enseñarte.

memorizar temas oposicion

Crea una secuencia

A menudo podrás relacionar también varios conceptos clave de varias maneras dentro de un mismo tema, de tal forma que tenemos una especie de mapa mental por el que podemos viajar, incluso montarlo como si estuviéramos contando una historia, con su introducción, su nudo y su desenlace.

Como has visto antes en nuestra explicación sobre las neuronas, esto sería solo un paso más allá en el mundo de las asociaciones. Estarías conectando diferentes nexos de carreteras de neuronas para crear una especie de autopista de la memoria en tu cerebro, lo que también se conoce como una red neuronal. Esto es, en realidad, lo que acabará dándote el recurso clave para recordar todo el temario sin necesidad de tanto esfuerzo.

Esto se hace mucho en cualquier temario que tenga diferentes niveles o grados, permitiéndote hacer escalas de conceptos parecidos o incluso permitiéndote poder recordar la estructura entera de cara al examen. Para ayudarte a formar estas redes, necesitarás tener un buen esquema.

Haz resúmenes y esquemas

Parecerá una tontería, pero los resúmenes y los esquemas no son una de las prácticas más populares en el mundo del estudio por nada. Es posible que hayas decidido que tú no los harías para sacarte las opos, pero son esenciales para optimizar tu tiempo estudiando.

Al hacer un resumen o un esquema (lo que te vaya mejor), estás relatando y reinterpretando la información que has obtenido con tus propias palabras, de forma que la haces mucho más digerible para tu cerebro y le permites pasar por otros circuitos neuronales, lo que te lleva a interiorizar mejor todo el temario, solo por el hecho de haberlo escrito a mano.

Esto último pone en relieve la importancia del siguiente punto.

Usa otros sentidos para estudiar

Si has estudiado cómo funciona la mente, seguro que ya lo sabrás, pero el hacerte escribir esquemas o resúmenes tiene un porqué. Tiene un efecto positivo en tu memoria, ya que estás usando otros medios para procesarla (escribir, en vez de leer) y eso está creando nuevas conexiones neuronales.

Otro método que también puede funcionarte muy bien para memorizar mejor un contenido es prepararte audios con la información relatada por ti (de la forma que desees) y escucharla. Ahí ya estarás usando tanto el habla como el oído.

¡Al final, habrás pasado de solo usar un grupo de neuronas (el de leer) a usar nada más y nada menos que cuatro! (Leer, escribir, explicar y escuchar)

Para enriquecer esta experiencia, también puede serte útil reunirte con algún otro compañero que haga las mismas oposiciones, y ayudaros a estudiar explicándoos parte del temario. Así, de paso, también acabarás con el síndrome de la soledad del opositor.

tecnicas para memorizar oposiciones

Repasa

Todo esto te funcionará bien solo si vas refrescando de vez en cuando la información que has asociado y aprendido. Las neuronas son plásticas y cumplen la función de hacerte aprender y adaptarte al entorno, es decir: Si no se estimulan los circuitos donde está almacenada, esta se olvida (por no ser importante).

Asegúrate de repasar siguiendo las indicaciones que te dimos en nuestro artículo sobre la curva del olvido, es muy importante para que nunca llegues a olvidar el material y tus sesiones de estudio sean lo más provechosas posible.

Mantente en forma

Tan importante como tener buenas técnicas y conocer bien el funcionamiento de la memoria humana, lo es poder recuperarte de tus sesiones de estudio para rendir lo mejor posible en cada ocasión.

Si estás demasiado cansado para procesar bien toda la masa de información que tienes delante, tu capacidad de retención disminuirá en picado. Asegúrate de dormir suficientes horas y pautar tus sesiones de forma que te sean cómodas y no representen un sobre-esfuerzo para tu cerebro.

Haz caso a tu cuerpo y, cuando te sientas cansado o veas que ya no estás rindiendo tan bien como antes, haz una buena pausa y retoma el estudio más tarde. Siempre lo decimos, pero el estudio de tanto temario debe tomarse como una carrera de fondo, un esfuerzo paulatino del día a día, que si es estable se podrá repetir en el tiempo.


Si te ha quedado alguna duda sobre como mejorar la memoria para estudiar, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Con GoKoan puedes estudiar de una forma diferente, online y totalmente personalizada. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar que el Método GoKoan se adapta a ti.

No son pocas las personas que sienten lo que se conoce popularmente como la soledad del opositor, un problema que afecta a tu motivación y te puede hacer abandonar. Y es que estar en tu cuarto tanto tiempo estudiando sin conseguir la plaza que buscas puede llegar a pasar factura. Hoy te explicamos algunas claves para que acabes con este malestar y puedas conseguir tus objetivos lo más pronto posible. 

La soledad del opositor

Este problema es un síntoma psicológico que ocurre después de mucho tiempo esforzándote con tus oposiciones y sentir que no lo vas a conseguir, sin que nadie acabe de comprenderte y solo sepan darte ánimos, que tú sientes como faltos de valor. Al estar tantas horas encerrado en tu opozulo, sentado en tu silla estudiando, puedes empezar a sentir un vacío en tu interior difícil de describir. Es una mezcla de soledad y desmotivación, como si estuvieras perdiendo el tiempo

No importa la cantidad de personas que te rodeen en tu vida diaria, la cuestión es que tanto tiempo de estancamiento y aislamiento en tu habitación están empezando a pasar factura en tu mente. No importa la cantidad de personas que te rodeen, la soledad del opositor está más relacionada con la incomprensión.

Tus seres queridos seguramente te dicen cosas como “Va, que tú puedes conseguirlo”, pero en el fondo sabes que lo hacen para animarte, sin poderte ayudar. En el fondo, te sientes solo en esta dura situación, que únicamente quienes la han vivido saben cómo es. 

Este sentimiento tan fuerte es mucho más común en personas que ya llevan varios intentos fallidos en sus oposiciones, ya que la frustración y desesperanza de no saber si lo lograrás hace que esta sensación empeore. 

La soledad del opositor es una de las causas principales por las que alguien puede llegar a abandonar las oposiciones, no es cosa de broma. No queremos eso para ti, así que te daremos algunos consejos para ayudarte a superar este malestar. 

Verás que no es tan difícil si sigues nuestros consejos. Haznos caso, nosotros sabemos de primera mano lo duro que es opositar ¡Sabemos que si has llegado hasta aquí es porque tienes la capacidad de conseguir un hueco en un puesto digno de ti!

Busca ayuda profesional

Los mejores métodos de estudio ya los tienes en Gokoan, pero es indispensable que cuides de tus sentimientos y bienestar personal para dejar de sufrir y volver a retomar la vida con la misma alegría e ilusión de antes. 

En momentos como este no hay mejor consejo que te podamos dar para trabajar en tus emociones que busques ayuda profesional. Considera invertir tiempo y dinero en un psicólogo o un mentor personal. Un profesional te enseñará estrategias y te ayudará a superar tus momentos más difíciles.

Con unas pocas sesiones podrías quedar como nuevo, porque lo más probable es que solo necesites hablar de tu problema y recapacitar sobre la importancia de lo que estás haciendo. También hay algunas otras profesiones, como las de coach personal, que te darán un buen chute de motivación cuando más lo necesites. 

Conoce a otros opositores

Cuando estás opositando y trabajando al mismo tiempo tienes un contacto social constante y esto es una necesidad básica. Además, en ese momento tu vida no gira solo en torno a las oposiciones, y si fracasas no será el fin del mundo. 

Sin embargo, la mayoría de opositores se dedica a ello a tiempo completo y no tiene esa suerte, por lo que el aislamiento social se convierte en otro factor real, que puede afectarte mucho. Pero, créenos, no estas solo ante este gran reto

Al no poder salir tanto con amigos (o más bien nada) es normal que pierdas el contacto con ellos. Por supuesto que puedes irte de fiesta, pero al final ya no es lo mismo, porque todo el rato piensas “que deberías estar estudiando” y no lo disfrutas.

Por eso mismo, es buena idea buscar grupos de opositores, ya sea en persona (aunque actualmente es más complicado con los problemas generados por la pandemia del COVID-19) o por las distintas redes sociales, en las que podrás compartir tus experiencias sobre la dura vida del estudio para opositar. Ahí te podrás desfogar y tendrás personas que entienden perfectamente cómo te sientes, y te apoyarán, dándote consejos y trucos como hacemos nosotros constantemente en el Instagram de Gokoan.

Aquí tienes varias recomendaciones de ejemplos: 

En la Comunidad de GoKoan podrás compartir notas y dudas con el resto de opositores de GoKoan para que no te sientas solo y fomentar el estudio colaborativo.

Entra en un par de grupos y verás cómo sentirte comprendido te ayudará a aligerar la carga que has llevado encima todo este tiempo. Serás consciente de que no estás solo en esto, que hay muchas personas sufriendo lo mismo que tú o que ya hace tiempo que lo han superado, y te darán muy buenos recursos para superarlo. 

La soledad del opositor

Haz nuevas actividades

Una buena forma de refrescar tu motivación y conseguir energía de donde antes parecía que no había es el ejercicio. De hecho, está más que comprobado científicamente como el mejor sistema para mejorar tu motivación. 

Las endorfinas que tu cuerpo segrega durante el ejercicio te darán ganas de seguir trabajando y así podrás darle un empujón a tu estudio. No te preocupes porque no vas a perder horas de estudio por ejercitarte, con 7 minutos tendrías más que suficiente. Aprende todos los trucos sobre esto en nuestro post donde te recomendamos aplicaciones para hacer ejercicio

También tienes la opción de empezar nuevas actividades de cualquier tipo, que te parezcan interesantes. Añade novedad a tu vida para hacerla más interesante y refrescar tu mente, todo esto podría darte más alicientes para seguir apretando sin agotarte tanto.

Tómate unos días

Tal vez no es que te sientas solo y te falta motivación, sino que es algo más grave como una depresión o un burnout. Probablemente, consultando a un especialista lo averiguarás, ¡pero si crees que puedes estar quemándote llega el momento de descansar!

No hay mejor idea que tomar un poco de carrerilla hacia atrás, para más tarde volver a arrancar con más ganas que nunca. Deja de forzarte a estudiar y haz caso a lo que tu cuerpo te dice: Tómate unos días libres y verás cómo tu humor mejora un poco. 

Ante todo, es importante que te cuides mucho durante tus oposiciones. Recuerda que esta es una carrera de fondo y es normal tener altibajos ¡Siempre hay una salida a todo, y si estás en forma verás cómo te va bien en tu estudio y consigues esa plaza! Ya verás que en la vida no hay nada imposible. 


Si te ha quedado alguna duda sobre la soledad del opositor, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Únete GoKoan, forma parte de la mejor Comunidad de Opositores y empieza a estudiar de forma diferente, online y con una planificación totalmente personalizada. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar que el Método GoKoan se adapta a ti.

Una pregunta muy frecuente que nos hacen sobre la hora de hincar los codos es cuál es el mejor momento del día para estudiar. Cuando esto mismo se lo preguntas a tus compañeros de oposiciones, cada uno te dirá una cosa distinta. Por eso, hoy hemos decidido traerte un artículo muy completo y adaptable a tu perfil, donde te ayudaremos a dar con la respuesta definitiva. 

¿Cuándo es mejor estudiar, por la mañana, por la tarde o por la noche?

Así que, ¿cuándo es mejor estudiar? la realidad es que no hay una respuesta correcta. Debes entender que cada persona y forma de funcionar es diferente y, aunque la evidencia científica ha sacado sus propias conclusiones, cada uno debe descubrir qué horas son mejores para él. 

Al fin y al cabo, por mucho que todo el mundo la busque, no existe una hora mágica de estudio. Unas horas pueden ser geniales para una persona pero una mala idea para otras. Es decir: depende.

Depende tanto del perfil psicológico (cómo le afecta emocionalmente una hora u otra) como del nivel de madurez del cerebro (los adolescentes rinden más de 11 a 21 horas) y obviamente también la posible necesidad de conciliación con su propia vida personal y laboral (hay quien trabaja durante el día y solo puede estudiar por la noche). 

No te desanimes con tal cantidad de variables, porque vamos a ayudarte a escoger tu mejor momento para estudiar y además te vamos a dar consejos sobre cómo sacarle más partido. 

Eso sí, la regla de oro para cualquier momento del día, es tener siempre que cualquier ser humano necesita un mínimo tiempo de sueño y diversión. La diversión te ayuda a desconectar y mejorar tu rendimiento posterior, el sueño tiene un efecto vital en la consolidación de todo lo que has aprendido. Por decirlo de alguna forma sencilla, mientras duermes, el cerebro pasa los apuntes a limpio en tu área de memoria de largo plazo.

Por supuesto, a menos que estés estudiando en el último momento, no te recomendamos hacerlo mañana, tarde y noche, ni mucho menos seguidas. Cuando estudias oposiciones es imprescindible evitar los maratones para poder aguantar mucho tiempo estudiando.

Y si quieres sacarle todo el partido a cualquier sesión, sea en el momento que sea, recuerda nuestro artículo sobre técnicas de estudio.

cuando es el mejor momento para estudiar

Estudiar por la mañana

En condiciones habituales de oposiciones, cuando nos dedicamos a estudiar a tiempo completo, hacerlo por la mañana parece que es una gran idea. De hecho, la evidencia científica precisamente respalda que entre las 7 y 10 de la mañana es cuando el cerebro está más activo. 

También se afirma en algunos estudios que estudiar por la mañana es la mejor estrategia en verano. Esto es porque el bochorno del sol, que iremos soportando a lo largo del día irá aletargándonos y reduciremos nuestras funciones cognitivas. Esto no solo sucede porque sea incómodo estudiar con calor, sino porque el mecanismo interno del cuerpo mediante el cual sudamos y nos refrescamos consume mucha glucosa, componente vital para energizar al cerebro. 

Por la mañana es cuando más frescas están la mayoría de personas. Además, hay que tener en cuenta que cuando ya tienes tus horas de estudio hechas, el resto del día ya se ve más cuesta abajo. Tener la tarea más difícil del día ya cumplida (estudiar, en muchos casos) te da una sensación de logro y progreso que te ayuda a gestionar tus emociones a lo largo del día. 

Un buen truco para aprovechar aún más tus horas de estudio por la mañana es, al final de todo, hacer una pequeña siesta. De esta forma, durmiendo entre 15 y 20 minutos, consolidarás mejor todo lo que has estudiado y de esta forma habrás aprovechado mejor el tiempo. 

Y si eres de los que les cuesta levantarse temprano, asegúrate de colocar tu alarma al lado de todo lo que necesitas para estudiar. La mejor estrategia es ponerte de inmediato en marcha, aunque sea con el pijama puesto. Una vez apagues la alarma, empieza enseguida a estudiar y verás cómo te despiertas.

Cuando es mejor estudiar

Estudiar por la tarde

Estudiar por la tarde tal vez es la opción menos común de todas, aunque tal y como hemos comentado, al principio es normal que lo hagas si no tienes otro mejor momento durante el día. Es habitual estudiar por la tarde-noche cuando trabajas y opositas. En el caso de que seas un adolescente y te levantes cada día a las 10–11, (algo natural a esa edad por el desarrollo del cerebro) es posible que las tardes de estudio no sean tan mala idea…

Aquí van algunos consejos sobre estudiar por la tarde:

  • Si te sientes cansado, algo bastante habitual después de comer, hazle caso a tu cuerpo y descansa un rato. Échate un rato a dormir, la siesta ideal sería de entre 15 y 20 minutos como ya hemos dicho más arriba.
  • Para reducir el letargo de después de comer, antes de estudiar no hagas comidas pesadas.

Por supuesto, si te lo planteas podrás estudiar por la tarde, pero es una hora en la que mejor tomarse las cosas con tranquilidad. Si no tienes más remedio que hacerlo, sigue estos consejos. 

cual es el mejor momento del dia para estudiar

Estudiar por la noche

Cuando todo el día lo tienes atareado con distintas responsabilidades, es normal recurrir a la noche como momento de estudio. También puede ser que prefieras estudiar de noche porque sientes que todo está más sosegado y, de hecho, llevas razón. Cuando todo el mundo está durmiendo, es difícil que te molesten con mensajes o tareas. Sin embargo estudiar por la noche tiene sus peligros, y es que no te puedes saltar el sueño.

Debes tener en cuenta que tu cerebro a esas horas está pensando en dormir. Si conviertes el estudio por la noche en un hábito podrías desbaratar sus planes. Trastocarías tu ritmo circadiano (sueño-vigilia), lo que te haría menos productivo a largo plazo. Siendo el sueño algo tan importante para tu aprendizaje, ya imaginarás que estudiar por la noche como costumbre no es la mejor idea del mundo. 

Sin embargo, como ya hemos dicho, es posible que no te quede otro remedio que estudiar por la noche. También te vamos a dar consejos para que logres sacarle todo el partido, si es lo que escoges. 

  • Asegúrate siempre de no permitir que el estudio nocturno empeore o disminuya tus horas de sueño. Debes tener muy clara la importancia del descanso en tu estudio, o perderás horas de esfuerzo. 
  • Debes ponerte una hora límite, aunque la mejor forma de saber cuál es esta, es escuchar a tu cuerpo: Para cuando estás empezando a enlentecerte en tu aprendizaje. Será entonces momento de irse a dormir. 
  • Aunque estés estudiando de noche, tranquilo, no sirve de excusa para estudiar sin parar. También deberías tener momentos de descanso, igual que harías estudiando de día. Curiosamente esto es algo de lo que algunos estudiantes se olvidan.
  • Asegúrate de tener una buena iluminación en tu opozulo.

Así que ya sabes, el mejor momento del día para estudiar depende de ti y de tus necesidades en tu oposición. Siempre que puedas escoger, lo mejor es estudiar por la mañana, pero cada caso es un mundo.

Lo que es seguro es que con estos consejos vas a tener todas las de ganar en cualquier situación. Recuerda la importancia del equilibrio, eso nunca debe faltar en tu método de estudio. Siempre procura conciliar tu vida laboral y personal con el estudio, además de con el descanso y la diversión.


Si te ha quedado alguna duda sobre cuál es el mejor momento del día para estudiar, no dudes en escribirnos un comentario o contactar con nosotros a través este formulario.

Con GoKoan puedes estudiar desde cualquier lugar y a cualquier hora del día disfrutando de una planificación personalizada y de unos materiales exclusivos y siempre actualizados. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar que el Método GoKoan se adapta a ti.

¿Llega la Navidad y no sabes qué hacer con tus oposiciones? Seguramente te estarás preguntando cómo organizarse para estudiar oposiciones en Navidad. No te preocupes, hoy te compartimos todos los trucos que hemos aplicado muchos opositores cada año, en esta época tan especial. 8 consejos que te permitirán disfrutar de estas fiestas sin perder tu ritmo.

Estudiar en Navidad tus oposiciones, ¿es posible?

En verano puede ser muy sencillo simplemente ignorar el calor y las ganas de bañarse, con una ducha ocasional todo queda arreglado, pero… ¿Qué hacemos cuando llega el invierno y necesitamos seguir estudiando en Navidad?

En esta época del año, muchas familias quieren reunirse constantemente, cosa que convierte el estudio en un verdadero infierno para muchos opositores, ya que tenemos muchos menos momentos de tranquilidad ¡pero si te organizas bien vas a ver que es posible conseguirlo!

¡No son pocos los opositores que deben estudiar en Navidad por primera vez, así que no te preocupes, que no estás solo! Aquí van algunos consejos que te recomendamos seguir. 

Sabemos que las fechas navideñas son duras para un opositor, ¡descubre todos los secretos sobre cómo organizarte para estudiar en Navidad!

Consejos estudiar oposiciones en Navidad

Prepárate un plan

Si ya has leído algunos de nuestros artículos sobre planificación, te darás cuenta de que es vital que tengas un plan para Navidad. El primer paso es mirar bien tu calendario y ser consciente de todas las fiestas y eventos que te esperan, que no son pocos. 

Organiza tu plan de estudios alrededor de esos días que vas a estar más ocupado con las fiestas. Ten muy en cuenta nuestro artículo sobre hábitos de estudio, entre los que se encuentra el descanso. Recuerda que es igual de importante estudiar intensamente que descansar suficiente. 

Para que la organización te salga bien, tendrás que ser un poco flexible y adaptarte a las diferentes fiestas, ya que algunas implicarán una comida, una cena u otros eventos. Debes tener en cuenta todo lo que va a ser esencial hacer y también tener en cuenta posibles retrasos, con lo que será buena idea planificar para darte cierto margen de adelanto en el estudio. Seguramente tengas días con más horas de estudio que otros, pero en esta época es lo que te toca.

Es posible que también puedas reducir un poco tu carga de tareas pendientes para Navidad (como comprar regalos y demás) si pides ayuda a los demás.

Con GoKoan tendrás una planificación que se adapta al 100% a tu disponibilidad de estudio, actualizándose automáticamente tras aquellos días donde estudies más de lo planificado y aquellos en los que no cumplas tus objetivos.

Pide apoyo y comprensión

Es probable que una de las principales razones por las que te podría costar estudiar más durante estas Navidades sean las presiones de amigos y familiares, que van a querer que disfrutes al máximo de estas fiestas con ellos. Es normal, puesto que la ilusión en Navidad es muy contagiosa y a las personas que te rodean les encanta verte tranquilo y feliz, no estresado estudiando.

La comunicación con el entorno del opositor es muy importante para coordinarse. Es muy recomendable que le pidas a tus amigos que respeten tu decisión de seguir estudiando oposiciones en Navidad. Puede que en el fondo piensen que te hacen un favor evitando que estudies tantas horas, pero debes hacerles entender todo lo contrario.

Si puedes, intenta organizar tu calendario con ellos para tener alguna posibilidad de ganar uno o dos días más de tranquilidad y estudio. A veces se pueden juntar varias fiestas en un solo día, o puedes saltarte algún evento menos importante, como la compra de regalos (que puede realizar otro por ti este año). 

Sabemos que las fechas navideñas son duras para un opositor, ¡descubre todos los secretos sobre cómo organizarte para estudiar en Navidad!

Necesitas tranquilidad mientras estudias

Será importante también que te dejen tranquilo mientras estás en tus horas de estudio, en casa. El mantener la calidad de tus horas de estudio es vital, porque de lo contrario será como si apenas abrieses un libro por estas fiestas. 

Si tienes hijos esto es aún más vital, ya que al tener fiesta todos vais a tener que convivir durante muchas horas y esto podría dificultarte el estudio. Asegúrate de dejarles muy claro lo que necesitas y si hace falta prémialos por portarse bien y dejarte estudiar. Para controlarlos, tu pareja también deberá echarte un cable. 

Si en tu casa hay mucho jaleo, considera empezar a estudiar algunas horas cada día en la biblioteca, donde nadie podrá molestarte. Otra idea sería madrugar un poco más, con tal de conseguir una o dos horas de estudio mientras los demás duermen. Puedes seguir el mismo principio, si te va mejor estudiar de noche. Todo dependerá de qué momento del día prefieres para estudiar

Te mereces un descanso, pero los justos

Al organizarte para estudiar oposiciones en Navidad, es probable que sientas la tentación de sumarte a las vacaciones de los demás en estas Navidades, pero ya sabías que opositar iba a ser duro cuando empezaste, ¿o no? ¡Ahora ya es tarde para abandonar!

Necesitas evitar que la curva del olvido te atrape, por lo que será conveniente que sigas estudiando siempre que puedas.

Eso no debe estar nunca reñido, sin embargo, con tener un pequeño descanso de vez en cuando. Permítete relajarte los días más sagrados, en los que no puedas planificar nada más, como la inevitable Noche Buena o el día de Reyes con los críos. Si te los saltas por estudiar, es posible que te sientas mal por hacerlo y te desmotives, haciéndote rendir menos estudiando. 

Sabemos que las fechas navideñas son duras para un opositor, ¡descubre todos los secretos sobre cómo organizarte para estudiar en Navidad!

Enfócate en el estudio

Debes mantener muy claras tus prioridades. Obviamente, puedes disfrutar plenamente de una cena con tus familiares o colegas en algún momento de las navidades… Pero lo ideal es que pienses también en que al día siguiente va a tocarte madrugar para seguir estudiando y no puedes perder el ritmo de estudio. 

Planifica tu horario enfocándote en tu necesidad de seguir estudiando la gran mayoría de los días que te esperan. Hay quien te recomendaría estudiar menos horas, pero si te espera una oposición muy dura lo recomendable es que no aflojes, ahora que ya llevas tanto camino recorrido. 

Come lo justo y necesario

Otro error en el que caen muchos opositores es en participar en las pesadas comidas que solemos temer en Navidad. Si quieres estar siempre lúcido para seguir procesando y reteniendo información necesitas comer una cantidad normal y mantener tus cenas ligeras. Consulta más sobre alimentación para opositores en uno de nuestros últimos artículos.

Que no cunda el pánico

No todo en la vida se puede prever, y es más que probable que en algún momento tengas que saltarte tus planes de estudio para Navidad. La clave está en no alarmarte por no haber podido estudiar un día concreto, debes seguir con tus planes siempre que puedas. Aunque lo hayas hecho mal un día, eres humano, así que no será excusa para saltarte los demás días de estudio. 

Piensa que te va a costar mucho retomar un ritmo que llevas semanas o incluso meses y años trabajando. No te conviene olvidarte de ningún temario. Así que tómate muy en serio tu estudio, pero no montes un drama porque uno o dos días no hayas conseguido estudiar. 

La vida es impredecible, y a veces es imposible contradecirla, así que hazlo lo mejor que puedas y sigue trabajando por el trabajo de tus sueños. Verás como esta Navidad vas a poder mantener el ritmo, solo será cuestión de conseguir el equilibrio que necesitas. 

Sabemos que las fechas navideñas son duras para un opositor, ¡descubre todos los secretos sobre cómo organizarte para estudiar en Navidad!

Considera tu caso concreto

Hay muchas oposiciones y opositores distintos, y es posible que en tu caso ya lleves incluso años estudiando para una oposición, o haga poco tiempo que has suspendido la última convocatoria.

En todo caso, siempre ten en cuenta tu situación concreta, ya que hay casos en los que te puede salir a cuenta realmente tomarte estas fiestas como unas pequeñas vacaciones. Si tu próxima oposición es dentro de medio año y te sabes todo el temario, ¡ya lo retomarás luego con tranquilidad a partir del 7 de enero! Si eso, puedes hacer algunos repasos en días concretos.

La cuestión es que puedas seguir siendo competente para tus próximas oposiciones, mientras disfrutas de la Navidad con personas cercanas ¡Solo nos queda desearte una Feliz Navidad y un feliz estudio!


Si te ha quedado alguna duda sobre cómo organizarse para estudiar en Navidad, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Con GoKoan puedes estudiar desde cualquier lugar, de una forma eficiente, online y totalmente personalizada, con una planificación que se adapta al 100% a ti y a tu. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y probar el que quieras durante 7 días de forma totalmente gratuita.

Una de las cosas más importantes que debes hacer antes de un examen, y que muchos opositores olvidan, es que tienes que relajar tu mente y cuerpo para que, al día siguiente, lo puedas dar todo. Por eso, hoy daremos varios consejos sobre cómo relajarse antes de un examen de oposiciones.

La clave para relajarse antes de un examen

Debes tener muy claro que un examen de oposiciones es mucho más importante que un examen como los que hacías en el instituto o la universidad. 

Llevas meses o puede que incluso años preparándote (sobre todo en el caso de que oposites trabajando) y no es raro que el día antes y durante el examen vayas a tener un ataque de nervios. Debes tomarte tu examen muy en serio, y eso significa buscar y aplicar información como esta, para estar lo mejor preparado posible. 

Tu salud mental es esencial para que los nervios no te jueguen una mala pasada o te quedes en blanco. Nadie quiere eso para ti, y por eso es importante que aprendas a relajarte antes de un examen. Verás que son consejos un poco contra-intuitivos al principio, sobre todo si nunca los has aplicado, pero con el tiempo te van a ser útiles.

La clave es que leas lo que vamos a aconsejar y que seas riguroso en su aplicación. No te dejes llevar por el miedo y hagas lo contrario, porque solo entrarás en un bucle de malestar que no te servirá para sacar mejor nota… más bien al contrario. Lee con atención todo lo que te explicamos a continuación: 

No estudies el día antes y descansa

Es muy importante que nunca, bajo ningún concepto, estudies el día antes. Los expertos así lo recomiendan, y es que el estrés y la ansiedad, generados por la preocupación y la falta de descanso, pueden llegar a ser un problema que te podría hacer suspender, por muy bien que te lo sepas.

Este consejo te lo damos porque estudiar o repasar el día antes genera mucha inseguridad a muchas personas. Ver que no te lo sabes tan bien como creías te puede preocupar, dejándote sin poder dormir y perdiendo unas valiosísimas horas de descanso (las cuales no deberían ser menos de 7) que vas a necesitar. 

Sí, es imposible saberse el 100% del temario, pero ¿y qué? hay cosas más importantes que eso. El hecho de poder dejar de estudiar un día te permitirá recuperar fuerzas y te hará rendir mejor el día del examen. En ese momento es cuando necesitas estar en tu máxima capacidad para aprovechar esta ocasión. 

Por muy tentador que sea, no toques un solo apunte el día anterior al examen. Si te preocupa en demasía no saberte algo, haz un repaso muy ligero de tus esquemas (no de tus apuntes) y para enseguida, o de lo contrario empezarás a ponerte nervioso. Procura no agobiarte el día antes y verás que te saldrá mucho mejor.

Ponte en lo peor

¿Qué pasaría si no pasases ESTE examen? Plantéatelo ¿Sería acaso el fin del mundo? Ponte en lo peor, verás lo ridículo que suena. No te estás jugando la vida. Si fueras una persona distinta seguro que este examen no te importaría en lo más mínimo. 

El mar está lleno de peces, y también de exámenes. Si no pasas este examen, podrás seguir preparándote para el siguiente. Son muchos los opositores que no lo consiguen a la primera, y no hay ningún deshonor en que esto te pase. No permitas que te presionen a aprobar, más allá de los ánimos y las buenas expectativas. Puede pasar de todo: que tengas más nervios, que cierto tema no lo hayas entendido bien o que hayas tenido mala suerte. 

Déjate llevar y verás que no pasa nada por suspender. La cuestión es que solo necesitas tener éxito una vez para conseguir lo que quieres. Si caes, volverás a levantarte y punto.

Prepara bien el día del examen

Para no tener preocupaciones ni problemas el día del examen, prepara todo el material que vas a necesitar llevarte, ordenado en tu escritorio (bolígrafos, DNI, etc.). 

Que mañana no tengas que hacer otra cosa que levantarte, desayunar y recoger lo que hay ahí para ir al examen directamente, sin necesidad de preocuparte ni bloquearte pensando en qué debes llevar. 

Cualquier problema podría ponerte más nervioso, así que intenta no tener ningún obstáculo y llegar al examen lo más limpio de estrés posible. Esto también implica intentar estar lo máximo de concentrado en tu examen antes de realizarlo. Aquí van algunos trucos para relajarse antes de un examen, que te ayudarán a ir con la mentalidad correcta:

  • Antes de entrar al examen, no hables con nadie sobre el temario ni repases para no ponerte nervioso
  • Si hace falta, aléjate de las personas que están histéricas o repasando en voz alta para que los nervios no se te peguen. Si quieres ayudar y crees que vale la pena, puedes compartir abiertamente que eso no sirve de nada y solo os pondrá nerviosos a todos.
  • Llega antes de tiempo, para que la impuntualidad no sea un estresante más
  • Si tu examen es tipo test, léete estos trucos.

Teniendo en cuenta estos consejos, sé consciente de que no puedes controlarlo todo, y que hay factores externos que escaparán siempre a tu alcance, y en esos casos solo te queda adaptarte lo mejor posible. Aceptarlo solo te hará más fuerte, pero todo lo que puedas hacer tú mismo para facilitarte el camino será de ayuda.

Respira profundamente

Poco antes o incluso durante el examen puedes aplicar una técnica de relajación que puede irte muy bien: la respiración profunda. Este ejercicio te permitirá aliviar tu estrés y ansiedad, de forma que tus nervios se disipen. 

Aquí tienes un pequeño tutorial muy útil para saber cómo hacerlo. 

Durante el examen, puede ayudarte el estar pendiente del sonido de tu respiración. La respiración tiene un componente relajante por sí sola. Si ves que estás muy nervioso antes de entrar o justo cuando tienes el examen delante, dedícale unos minutos a escuchar tu respiración. Si hace falta, cierra los ojos. Verás cómo tras un breve período estarás mucho menos tenso. 

Visualiza

Una técnica que se aplica mucho en psicología para tratar las fobias es la visualización. Consiste en crear una imagen mental de ti mismo haciendo el examen, de forma relajada, imaginándote cómo será el examen. 

Para ayudarte, puedes usar ejemplos de exámenes de otros años y ver qué tipo de preguntas se han hecho. Y, ¿por qué no? Imagínate respondiendo bien a todas las preguntas y consiguiendo tu plaza. A muchas personas les va bien hacer este tipo de visualizaciones para habituarse al examen, perder el miedo y proyectarse mejor hacia sus objetivos ¡Pruébalo y nos cuentas cómo te va! 

Desayuna ligero

El día del examen, por los nervios es posible que te cueste comer o, al contrario, que te quieras dar un atracón. Nada de extremos… y, sobre todo, nada de desayunos ni comidas copiosas antes del examen. Necesitas toda tu sangre regando tu cerebro, no en tu estómago haciendo una larga digestión. Obviamente, te convendría tener algo de energía, por lo que come lo esencial.

Haz una comida algo más ligera de lo normal y, tal y como explicamos en nuestra guía de alimentación, no hagas experimentos gastronómicos. Asegúrate de que vas a tener bien tu estómago, sin excesiva carga ni problemas intestinales, o serán un factor que te estresará. Por supuesto, hay personas que con los nervios acaban teniendo problemas gastrointestinales, y comer algo más ligero te ayudará a remediarlo antes de que pase. 

Y, por supuesto, nada de pastillas para relajarte antes del examen. Pueden tener efectos secundarios que no te convienen.

Ejercicio físico

Hay personas a las que les viene muy bien realizar un poco de ejercicio físico poco antes del examen para relajarse. La liberación de endorfinas hará que parte de tu estrés y pensamientos negativos desaparezcan mágicamente. Eso sí, haz algo ligero y si tu examen de oposición también tiene una parte física sáltate este consejo.

Aquí tienes un buen ejercicio para cualquier nivel:

Recuerda que tienes que poder descansar y liberarte de la gran mayoría de tus nervios. Ahora que ya conoces los mejores consejos sobre cómo relajarse antes de un examen, solo te queda aplicarlos y ser consistente ¡No te preocupes, estamos seguros de que lo lograrás!


Si te ha quedado alguna duda sobre cómo relajarse antes de un examen de oposiciones, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Con GoKoan puedes estudiar desde cualquier lugar, de una forma diferente, online y totalmente personalizada. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar cómo el Método GoKoan puede ayudarte a aprobar tu oposición.

Hoy vamos a darte una lección ligera sobre la mente, porque este conocimiento lo podrás usar en tu favor para rendir mejor en tus sesiones de estudio ¡Aprovecha lo que aprenderás sobre la curva del olvido para conocer mejor cómo funciona tu memoria y hacer así tus sesiones de estudio de oposiciones mucho más eficientes!

Ebbinghaus y la curva del olvido

Alrededor de 1885, Ebbinghaus hizo uno de los primeros estudios sistemáticos sobre el funcionamiento del olvido y definió lo que se conoce como la curva del olvido o tasa de olvido.

Según este autor, cuya conclusión sigue siendo aceptada hoy en día, la información que memorizamos se va olvidando con el tiempo y la falta de uso. Por tanto, recordamos mejor aquella información que sea relevante para nuestra supervivencia en el día a día o aprendida hace poco. 

Esto tiene toda la lógica del mundo, puesto que cualquier información relevante con el entorno debe recordarse lo más rápido posible, para así aumentar nuestras posibilidades de sobrevivir. 

La curva del olvido aplicada al estudio funcionaría de la siguiente manera. 

ebbinghaus curva del olvido

Como puedes ver, al cabo de unas pocas horas olvidas gran parte de la información que aprendes, y ya ni hablemos de lo que olvidas tras días o semanas. Esto, como ya hemos dicho, está influido por dos cosas:

  • Lo relevante que es esa información para tu entorno.
  • El tiempo que ha pasado desde haberla aprendido, sin repasarla.

De esta manera, lo que aprendes durante tu estudio podría funcionar de la siguiente forma: 

  • Un día después de haber estudiado, se te puede olvidar hasta el 50% de lo estudiado
  • Dos días después, habrás olvidado el 70%
  • Una semana después… ¡Podría ser que no recordases ni el 3%!

La curva del olvido nos afecta a todos y es necesaria, puesto que de lo contrario seríamos incapaces de olvidar información que no nos sea útil. Si quieres usarla a tu favor, necesitarás una estrategia.

El Método GoKoan combina principios de Psicología de la Memoria con la Curva del Olvido para ayudarte a aprobar tu oposición.

Cómo evitar la curva del olvido

Según los profesionales, hay formas de modificar tu curva del olvido, de forma que esta sea menos pronunciada y puedas recordar más cantidad de información durante menos tiempo. 

ebbinghaus curva del olvido

Sí, como ves en el gráfico solo necesitas repasar, aunque hay que tener en cuenta el funcionamiento de la curva para ser eficiente de verdad. Tienes que saber qué, cuándo y cómo repasar.

Qué repasar

Está claro que no tienes todo el tiempo del mundo para ir releyendo el mismo material una y otra vez, de lo contrario jamás avanzarías en tu estudio y te quedarías estancado eternamente en un temario concreto. 

Mientras estudias por primera vez, debes hacer esquemas o resúmenes, estos serán los que utilizarás para ver si te sabes el temario durante el repaso. De esta forma, serás más eficiente y no perderás tiempo.

Pero… ¿Tienes que repasar constantemente? No, hay que organizarse de cierta manera.

tasa de olvido

Cuándo repasar

Lo ideal es repasar el temario anterior antes de seguir aprendiendo nuevo contenido. De esta forma, entenderás e interiorizarás mejor cualquier conocimiento nuevo que vendrá. Dado que tienes claros A y B en tu mente, será más fácil entender C y D.

También, será interesante tener cierta estrategia parecida a la mostrada en el gráfico, con tal de evitar el olvido total o parcial. Estos son algunos consejos: 

  • Haz un primer repaso siempre antes de que pasen 24 horas, el día siguiente. Será el repaso más difícil, pero si lo haces bien recuperarás el 100% del conocimiento
  • Haz varios repasos (dos o tres) entre 7 y 15 días después de haber aprendido el material por primera vez
  • Si falta mucho tiempo para el examen, procura hacer al menos una sesión completa de repaso al mes para mantener el recuerdo fresco
  • Poco antes del examen, no te olvides de hacer un repaso final de todo.

Si estudias con GoKoan estos repasos estarán incluidos en tu planificación, para que repases el contenido exacto en el momento adecuado.

Verás que conforme vayas haciendo más repasos, te será más fácil recordar todo el material. También te ayudará aplicar todo lo que aprendes en tu día a día. Por eso mismo te recomendamos que apliques tus conocimientos a tu trabajo, si estás opositando y trabajando al mismo tiempo. 

Poco a poco, toda esa información pasará al almacén de largo plazo, se quedará interiorizada en tu conocimiento común y hasta en tu forma de ser y ver el mundo. 

También será importante que te tomes en serio tus sesiones de repaso, o te costará más llegar a ese punto ideal de tu estudio.

curva del olvido

Cómo repasar

Siempre que te sientes a repasar, ten muy en cuenta tu estado de concentración. Es vital que te tomes tus momentos de repaso muy en serio, tanto como las sesiones de aprendizaje. 

Hazlo a solas, que nadie te moleste. Para concentrarte más, te recomendamos que te pongas una buena música para estudiar oposiciones, escoge una de las que te recomendamos.

Como ves, el estudio con estrategia teniendo en cuenta la curva del olvido te puede ser muy útil para arrasar en tus oposiciones. Al final, si repasas estarás ahorrándote tiempo en tener que volver aprender de nuevo todo lo que estás olvidando, poco antes del examen. Además, si interiorizas de verdad el conocimiento tendrás garantizado poder jugar mentalmente con toda esa información, lo que te dará recursos de cara a tu futuro laboral. 

La curva del olvido, también conocida como tasa de olvido, es uno de los principios fundamentales de nuestro método de estudio y, en base a ella y a otros principios de Psicología de la Memoria, GoKoan planifica tu estudio para llegar lo mejor preparado al examen de tu oposición en función de tu disponibilidad de estudio.


Si te ha quedado alguna duda sobre la curva del olvido de Ebbinghaus, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Con GoKoan puedes estudiar de una forma diferente, online y totalmente personalizada. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar que el Método GoKoan se adapta a ti.

¿Sabes que la alimentación es una parte fundamental de tus oposiciones? Dado que van a ser tu principal fuente de energía para enfrentar todo el estrés, escoger correctamente los alimentos para estudiar oposiciones es vital. Como nuestra misión es ayudarte, ¡te hemos preparado la guía más práctica sobre el tema!

Los 13 mejores alimentos para estudiar oposiciones

Hay muchos rumores sobre alimentación, y no te recomendamos seguir dietas estrictas que prometan milagros. Nunca tomes decisiones precipitadas sobre alimentación y busca ayuda especializada de los mejores nutricionistas.

La clave, para estudiar y para estar sano en la vida en general, es comer de forma equilibrada alimentos sanos, que estén poco o nada procesados. Esto descarta cualquier comida preparada, azúcares o bollería industrial. Dicho esto, estos son los 13 mejores alimentos para estudiar oposiciones. 

Más tarde te daremos detalles de cómo te puedes organizar para alimentarte

Pescado azul

El pescado azul es un gran aportador de proteínas y lípidos, además de darte mucha vitamina B y ácidos grasos Omega-3. Todo esto acelerará tu flujo sanguíneo y mantendrá tu colesterol a raya, vamos, que aumentará tu agilidad mental

Algunos ejemplos de pescado azul son:

  • Atún
  • Salmón
  • Anchoas
  • Sardinas
  • Bonito

Procura comer pescado azul entre 1 y 3 veces por semana

Aceite de oliva

El aceite es rico en Omega 3 y vitamina E. Sí, influye en tu riego sanguíneo, pero también se ha visto cierta relación con el aumento de la memoria de trabajo y capacidad para el aprendizaje espacial. Es vital para estudiar, pero aún más para cualquier opositor con pruebas físicas (policía o bombero, por ejemplo). 

Intenta añadir bastante en todos tus desayunos y ensaladas.

Café

Aunque no recomendamos su abuso, el café tiene la propiedad de ayudarte a rendir mejor un día que necesites un empujón extra. Te aporta cafeína y antioxidantes, acelerando tu metabolismo, volviéndote más lúcido, con un mejor humor y ayudándote a hacer mucho más en menos tiempo. 

Tómate el café de forma ocasional, no cada día (o tu cuerpo acabará dependiendo de él) y nunca más tarde de las 14:00, ya que podría afectar a tu sueño. 

Té verde

Similar al café tenemos el té, que además de funcionar como estimulante, también puede ayudarte a reducir tu ansiedad los días anteriores al examen, gracias a la L-teanina. 

El té verde tiene un efecto más ligero que el café, por lo que puede tomarse con más frecuencia sin causar dependencia. De todas formas, procura no abusar. 

Arándanos

En varios estudios, se vio que el consumo de arándanos antes de un examen aumentaban el rendimiento académico. Esto es debido a que algunos de los antioxidantes de esta fruta mejoran las sinapsis entre neuronas, lo que facilita las asociaciones (y, por tanto, el aprendizaje y el recuerdo). 

Mejoran la concentración y memoria, los hace ideales para estudiar y para tomar antes del examen. Cómete lo que te quepa en la palma de la mano. 

¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para estudiar oposiciones? Aquí te damos todas las claves y te descubrimos la mejor dieta para opositores

Zanahorias

Tiene vitaminas A, K, E y C además de minerales como el hierro o el fósforo. A pesar de su aspecto, las zanahorias pueden ayudarte a mejorar tu memoria y revitalizar tu mente. 

Se recomienda comer una o dos zanahorias al día

Nueces

Las nueces, además de tener fósforo tiene ácido fólico y mejoran tu capacidad intelectual, gracias a las sustancias que protegen tus neuronas. 

Son ideales para comer por la mañana, como desayuno o durante un descanso. También puedes incorporarlas en las ensaladas, junto al aceite.

Almendras

Las almendras pueden ayudarte a mejorar la capacidad para memorizar, según algunos estudios. 

Puedes comerlas de la misma forma que las nueces, perfectas para complementarlas y variar un poco. 

Pasta

La pasta tiene todo tipo de componentes buenos para el cerebro, como la glucosa, el calcio o el magnesio. Al comer pasta mejorarás tu digestión, así como protegerás tu cerebro ante el desgaste del estrés y mejorará tu colesterol. Si la comes integral mejorarás un poco tu visión. 

Se recomienda tomar pasta entre 2 y 3 veces por semana

Plátanos

Los plátanos son otra fruta que, como los arándanos, pueden aportarte mucho en tu energía para estudiar. Tiene potasio, vitamina C y vitamina B6, todos te ayudarán a mejorar tu memoria a largo plazo y a concentrarte más. 

Es recomendable tomarlo por la mañana, tal vez combinado con yogur o como merienda, ya que también te puede dar un plus de energía. 

Brócoli

Tiene antioxidantes y mucha vitamina K. Tanto el brócoli como cualquier verdura del mismo color te ayudará a mejorar tu rendimiento de estudiante. Tal y como hace el plátano, el brócoli puede mejorar tu concentración y capacidad de memoria. 

El brócoli y cualquier verdura de color verde oscuro puedes comerla tanto como desees.

Huevos

Los huevos son una bomba de energía para ti, ayudándote a mejorar tu concentración y atención. Comerlos en exceso puede causar problemas de colesterol, así que ten moderación. 

Recomendable comerlo máximo 3 veces a la semana, cuando quieras tener un día mucho más centrado, igual que el café. 

¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para estudiar oposiciones? Aquí te damos todas las claves y te descubrimos la mejor dieta para opositores

Chocolate negro

Por último, el chocolate negro, con bajo contenido en azúcar, puede estimularte para trabajar más, gracias a los flavonoides, la cafeína y sus antioxidantes. Los flavonoides son especialmente útiles para el aprendizaje y la memoria, además de mejorar tu estado de ánimo. 

No abuses demasiado de este alimento para estudiar oposiciones, ten siempre en cuenta que puede ser adictivo.

Dieta para opositores: Desayuno, comida y cena

Si quieres repartir tu alimentación en varios momentos del día, te vamos a hacer una rápida recomendación de qué podrías comer en cada ocasión, de esta forma te asegurarás de tener una dieta equilibrada y no cenarás en exceso, lo que te permitirá descansar mejor, uno de los consejos imprescindibles para aprobar tu oposición.

¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para estudiar oposiciones? Aquí te damos todas las claves y te descubrimos la mejor dieta para opositores

Ten en cuenta que todo son opciones para combinar como desees, por supuesto, puedes añadir más alimentos, pero nos centraremos en comer más de lo que más te aporta.

Desayuno para opositores

Si quieres tener la mejor dieta para opositores, por la mañana deberías comer:

  • Café o té (ocasional)
  • Huevos (3 veces a la semana)
  • Plátano
  • Arándanos
  • Nueces
  • Almendras

Comida del mediodía

Siguiendo con tu dieta para oposiciones, a medio día puedes apostar por:

  • Brócoli
  • Zanahorias
  • Pasta (3 veces a la semana)
  • Ensalada con mucho aceite de oliva y frutos secos (nueces y/o almendras)
  • Pescado azul
  • De postre, yogur con plátano o arándanos, tal vez con un toque de chocolate negro

Cena ligero

Intenta siempre que tus cenas sean muy ligeras, esto te ayudará a dormir mejor:

  • Ensalada con aceite de oliva
  • Brócoli y otras verduras verdes
  • Zanahorias
  • Yogur con fruta (arándanos o plátano)
¿Sabes cuáles son los mejores alimentos para estudiar oposiciones? Aquí te damos todas las claves y te descubrimos la mejor dieta para opositores

Qué comer el día antes del examen de tu oposición

Los días antes del examen, los nutricionistas recomiendan comer 5 veces al día de forma que tu cerebro sea más activo y no le falte nada de energía. También hay que asegurarse de cenar extra-ligero el día antes, así dormirás bien.

El día anterior, asegúrate de desayunar fuerte, sin hacer experimentos y centrándote en lo que mejor te funciona. El día del examen ten un desayuno ligero, pero con arándanos, de forma que te ayuden a aumentar tu rendimiento. También te recomendamos beber mucha agua en todo el proceso (sin pasarse), ya que esto mejorará también tu concentración. Recuerda no olvidar llevar un poco de agua en el examen.

Evita a toda costa bebidas azucaradas y demás bollería o platos preparados. Sí, sabemos que el estrés y ansiedad antes de un examen pueden ser exasperantes, pero son alimentos que no te darán energía a largo plazo. 

Eso es todo lo que necesitas saber sobre los alimentos para estudiar oposiciones. Ya tienes toda la energía que necesitas ¡Ahora solo nos queda desearte la mejor de las suertes y animarte a arrasar en el examen!


Si te ha quedado alguna duda sobre los mejores alimentos para estudiar oposiciones, no dudes en escribirnos un comentario o enviarnos un mensaje.

Te recordamos que con GoKoan puedes aprobar tu oposición gracias a un Método completo de estudio, de forma online y que se adapta a tu progreso y avances reales, pudiendo marcar tú mismo el ritmo de estudio. ¡Más de 20.000 opositores ya confían en nosotros!