Desmontando falsos mitos de los funcionarios

Desmontando falsos mitos de los funcionarios

Hola GoKoaners, hoy os traemos una entrada para reflexionar acerca de los falsos mitos sobre el funcionario.

Muchos de vosotros dedicáis vuestro tiempo y energía en opositar, os sacrificáis gran parte de vuestro tiempo libre con la familia y amigos durante mucho tiempo con el propósito de obtener una plaza en el sector público.

Una plaza que garantiza los siguientes aspectos:

  • Seguridad laboral: Mes a mes percibes el salario hasta si así lo deseas el día de tu jubilación.
  • Vacaciones: Dependiendo del sector en el que quieras desarrollar tu labor profesional. En la docencia, podrás disfrutar de más vacaciones que en cualquier otro trabajo. Si trabajas para la Administración, al mes de vacaciones vas a tener que añadir una serie de moscosos.
  • Horario: En el sector público sabes tu horario de entrada y el de salida.
  • Derechos laborales: Jubilación, cotización seguridad social, excedencias, flexibilidad horaria por el cuidado de menores o personas a cargo…

Una vez consigues tu plaza, que tanto esfuerzo ha supuesto, seguramente vas a tener que oír muchas generalidades como algunos de estos ejemplos:

  • Entre las vacaciones y los moscosos nunca trabajas.
  • Te pasas el día almorzando.
  • Para lo poco que trabajas ganas mucho dinero
  • Entras y sales trabajar cuando quieres.
  • Me he pasado toda la mañana haciendo cola para que me cuñen un papel.

Reflexionemos un poco sobre éstos puntos…

  • Entre las vacaciones y los moscosos nunca trabajas. Efectivamente si te dedicas a la enseñanza, vas a disponer, de las vacaciones de verano, semana santa y navidades, pero ¿nos paramos a pensar lo que es dedicarse todo el día a estar con niños y adolescentes?, 👩‍🏫, ¿formando a nuestr@s hij@s, y ayudando a su educación? . También fuera de su jornada laboral tienen que dedicar su tiempo a corregir exámenes o programar clases. No van a poder elegir un mes de vacaciones distinto al estipulado.
  • Te pasas el día almorzando, ¿En el sector privado no se almuerza ni se come?🤔
  • Para lo poco que trabajas ganas mucho dinero: Una persona ambiciosa económicamente, no se va a dedicar a la función pública ¿Por qué será?🙄 Además a los funcionarios les pueden bajar o congelar el sueldo en cualquier momento si las circunstancias económicas del país así lo requieren ( ya les ha pasado).
  • Entras y sales a trabajar cuando quieres. Tanto en el sector público como en el privado hay un horario laboral establecido, otra cosa es la flexibilidad que te ofrezca tu empresa para poder entrar o salir antes del trabajo. En el caso del sector público, está reconocido las horas de lactancia, cuidado de menores o mayores, y nadie puede decirte nada si utilizas esas ventajas. En el sector privado no ocurre de esa manera ¿ Por qué?
  • Me he pasado toda la mañana haciendo cola para que me cuñen un papel. Siempre se oye esta coletilla del trabajador público, pero si nos paramos a pensar:
    • Quiero tener una atención personalizada y de calidad, entonces porqué nos quejamos en el médico de la lista de espera? y ¿cuando vamos al dentista nos resignamos?
    • ¿Porqué cuando vamos a por un papel al Ayuntamiento nos desesperamos por la tardanza y cuando vamos al banco a por un papel nos resignamos?

Al fin y al cabo son trabajadores que están llevando a cabo un trabajo de la mejor manera posible.

¿ No será que faltan empleados públicos?🤦‍♀️🤦‍♂️

Si has elegido ser funcionario también tienes que tener en cuenta estos puntos.

  • Vas a tener que superar una oposición: Se trata de un proceso lento, que puede durar desde meses hasta años. Además en los últimos 10 años, con los recortes sociales, las condiciones no son para nada las de antes. Hay puestos de ámbito social sobre todo, como Sanidad, Educación, Trabajo Social que se trabajan en condiciones muy duras, por ejemplo:
    • 40 alumnos por aula.
    • Un médico del CAP tiene 8 minutos por paciente para hacerle el diagnóstico (¡y además acertar!)
    • 40 horas seguidas de trabajo para los médicos que hacen guardias.
    • Saturación de los centros penitenciarios.
    • Entre otros ejemplos…

Todos estos puestos garantizan el estado de bienestar que pagamos todos con nuestros impuestos.

  • Vas a tener que dedicar muchas horas de estudio: El estudio será tu prioridad, y para eso te tendrás que planificar bien.

Por último, conviene puntualizar que como siempre hay quien hace mal uso de sus derechos. Y por consiguiente, pagan justos por pecadores. Sin embargo, esto pasa tanto en la función pública como en la privada. ¿Acaso no conocemos al típico compañero que le echa morro? No sería justo etiquetar a todo un colectivo por unos cuantos.

Si te encuentras preparad@, es buen momento para opositar ya que hay más de 30.000 plazas convocadas. Recuerda que es una carrera de fondo. Desde GoKoan esperamos poder ayudarte a conseguir tu meta.

Si todavía no conoces el Método GoKoan, no esperes más. Pruébalo sin compromiso durante 7 días.

También te puede interesar…

No hay comentarios

Añade tu comentario