Las 8 claves del temario de oposiciones perfecto

Las 8 claves del temario de oposiciones perfecto

Lo imprescindible y lo más buscado la hora de prepararse unas oposiciones es un temario actualizado y de calidad. Parece obvio, pero es difícil de encontrar.

Es cierto que por temas de eficiencia, se suele buscar un temario que contenga el contenido necesario para aprobar pero sin demasiada información, sin “mucha paja”. Para los profesionales que crean contenido esto es difícil de cuantificar, ya que por ejemplo: puede que durante algunas convocatorias haya salido de modo recurrente un apartado de un tema, y luego pasen años sin volver a preguntarlo. Así que sí…hay cierta “lotería” a la hora de acertar.

Sin embargo, desde el punto de vista pedagógico, existen ciertos principios que son importantes, y que te ayudarán a escoger un temario de calidad.

A continuación, os listamos 8 recomendaciones para encontrar un temario que te permita ir bien preparado y aprobar tu oposición. Estos consejos están basados en los principios, la Psicología de la Memoria y del Aprendizaje, los mismos que hemos usado para elaborar el todo GoKoan.

Personalizar el temario

La primera recomendación y sin duda, la más dolorosa: No pienses que vas a encontrar un temario perfecto sin que implique trabajo por tu parte. Sí, lo que lees. Sentimos decírtelo pero el temario tiene que “sobarse”, tienes que “hacerlo tuyo”. Esto implica leer, subrayar, hacer anotaciones en el margen, ponerte ejemplos, ampliarlo con otras fuentes. Aunque no lo creas, este ejercicio es súper importante para que vayas integrando, memorizando e interiorizando el contenido.

Distinguir la literalidad de la ley e interpretación

Hay muchos temarios por ahí que copian la ley y añaden cuatro palabras. Lo importante es que distingas qué parte del contenido es literalidad de la ley, y qué parte es explicación. Porque la explicación te ayuda a comprender, pero la literalidad es lo que debes memorizar. Esta distinción es vital para hacer tus repasos más eficientes.

Cantidad de preguntas suficientes

La cantidad de preguntas que incluye el temario es crucial para repasar el temario. Lo ideal, es que hay una cantidad mínima que recorra todo el contenido y de este modo, a la hora de hacer tests, estés haciendo un repaso de todo y si sacas un 10, este 10 sea representativo del tema en cuestión.

Distribución variada de preguntas

Si antes hablábamos de cantidad, ahora hablamos de variedad. De nada sirve tener 100 preguntas de 10 temas, si el 95% de esas preguntas van sobre el tema 1, 4 y 7. Asegúrate que la cantidad de preguntas están bien distribuidas a lo largo de todo el material.

Temario actualizado

Cuando hablamos de temario actualizado, especialmente en el impreso, esto es difícil de gestionar. Comprar un libro nuevo ante cada actualización es absurdo y costoso. Pero lo compres donde lo compres, asegúrate que te van a enviar las actualizaciones a la mayor brevedad posible.

Ilustrado con ejemplos

Cuántos más ejemplos, mejor. Y cuánto más ajustados a la realidad mejor aún. Los ejemplos nos permiten concretar los conceptos abstractos. Estos ejemplos se pueden encontrar en medios de comunicación, en tu realidad más inmediata o incluso: ¡invéntatelos! Si estos ejemplos te los proporcionan ideal, pero si los elaboras tú tu capacidad de retención será mayor ; porque mientras lo haces estás haciendo una elaboración interna del contenido, vital para la memoria a largo plazo. Y cuánto más disparatados y divertidos sean estos ejemplos, más los recordarás.

Ideas claves destacadas

Ya sea un resumen, una aclaración, una ayuda mnemotécnica…o un esquema. Las ideas claves deben estar resaltadas en algún lugar del temario. En los libros impresos, se puede usar el margen, y si son tus apuntes utiliza recuadros, subrayadores de colores según importancia, post its, flash cards, lo que sea necesario para poder echar mano de ellos y hacer un repaso exprés en cualquier momento.

Estudia en equipo

Comparte. El aprendizaje colaborativo reduce la curva de aprendizaje. Porque igual a ti no se te ha ocurrido una clave mnemotécnica, o un ejemplo disparatado pero a un compañero o compañera, sí. Al final son muchas las variable que influyen en el aprobado y compartir trae más beneficios que costes. ¿No te acuerdas cómo te ayudaba a aprender un contenido cuándo se lo contabas a un compañero/a de clase?

En resumen, estas son las 8 recomendaciones de GoKoan a la hora de escoger un buen temario.

  1. Personalizar el temario
  2. Distinguir la literalidad de la ley e interpretación
  3. Cantidad de preguntas suficientes
  4. Distribución variada de preguntas
  5. Temario actualizado
  6. Ilustrado con ejemplos
  7. Ideas claves destacadas
  8. Estudia en equipo

En GoKoan hemos aplicado estos consejos en nuestros temarios. Además, optimizas tu tiempo de estudio gracias a una planificación inteligente y personalizada. Compruébalo tú mismo registrándote aquí abajo 🙂

También te pueden interesar…

No Comments

Add your comment