Consejos para opositar y trabajar
18 de noviembre de 2020

Cómo opositar y trabajar al mismo tiempo

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo 7 min de lectura

¿Has pensado en dejar de trabajar para prepararte las oposiciones? No te preocupes, ¡está más que demostrado que opositar y trabajar es posible! Hoy te daremos algunos consejos sobre cómo hacerlo y no morir en el intento.

Opositar y trabajar, ¿es posible?

Aunque una oposición parezca una cuesta muy difícil de escalar, nosotros te recomendamos que NO dejes tu trabajo por estudiar, sobre todo si gracias a él tienes cierta estabilidad económica que no te conviene perder. 

Estudiar oposiciones y trabajar es posible, queremos que te quede muy claro, aunque hay casos en los que será más difícil. Si quieres, puedes conseguir esa plaza que tanto deseas sin tener que dejar a un lado tu manutención.

4 factores que influirán en tu estudio mientras trabajas

Antes de decidir si dejar o no tu trabajo por estudiar, debes tener en cuenta todos los factores que podrían complicar, o no, las cosas. 

La oposición a la que te quieres presentar

Si bien es cierto que opositar y trabajar es posible, también hay que fijarse a qué tipo de plaza te estás apuntando. No es lo mismo presentarse a un puesto de Celador que a uno de Administrativo. A primera vista pueden parecer igual de sencillos, pero el segundo requiere muchas más horas de estudio y según la localidad, las características del trabajo o la edición pueden variar mucho también en la competencia que tendrás. 

Mírate bien a qué oposición quieres prepararte y toma la decisión teniendo en cuenta que estás trabajando.  Será la suma de muchas cosas lo que definirá la dificultad del reto.

¿Te interesa realmente el puesto?

Es un hecho que cuanto más te motive la plaza para la que estás estudiando, más empeño vas a poner en tu estudio y más vas a destacar en las oposiciones. Esto es aún más importante para personas que necesitan esa fuerza de voluntad extra al volver del trabajo y encontrarse con un montón de apuntes. 

Debes escoger una oposición que sea de una dificultad adaptada a tus estudios y capacidades, pero sobre todo que sea de un oficio que te parezca muy atractivo e interesante. 

Si la oposición en concreto es el trabajo de tus sueños tendrás asegurado el éxito. El temario se te quedará más y estudiarás con más alegría, por lo que tus sesiones de estudios no serán tan dramáticas.

¿Es posible opositar y trabajar? ¡Sí! Solo tienes que tener en cuenta todos los factores y saber cómo hacerlo. Te lo explicamos en detalle.

¿De cuánto tiempo dispones?

Otro factor fundamental es tener en cuenta el tiempo que tendrás cada día para estudiar. Piensa que cuanto menos horas puedas estudiar al día, más tiempo tardarás en estar listo para presentarte. 

Si un estudiante normal puede aprobar su oposición, por ejemplo, en un año y medio estudiando cada día, tú podrías estar varios años. Por eso, cuantas más horas tengas para poder dedicarle, mucho mejor.

A esto queremos añadirle un matiz, y es que por dedicarle más horas al estudio no significa que te vaya a ir mejor. De hecho, las personas que trabajan y estudian suelen ser más eficientes porque necesitan aprovechar al máximo el poco tiempo que tienen. Esto lo discutiremos en la sección de organización, dentro de este artículo.

¿Cuándo está previsto el examen?

Si quieres empezar a estudiar ahora para presentarte a una oposición que acaba de ser convocada, déjanos decirte que estás en el tiempo de descuento. Será mejor que te prepares para las oposiciones que todavía no están convocadas o, incluso, aquellas con convocatorias futuras, ya que estas pueden tardar en volver a aparecer. Cuanto antes empieces, más posibilidades tendrás de lograrlo. 

¿Es posible opositar y trabajar? ¡Sí! Solo tienes que tener en cuenta todos los factores y saber cómo hacerlo. Te lo explicamos en detalle.

Cómo trabajar y estudiar oposiciones al mismo tiempo

Si has sido valiente y, tras ver la dificultad del reto que afrontas, decides seguir trabajando ¡enhorabuena! Que sepas que nos vas a tener a tu lado aquí en GoKoan para todo lo que necesites. A continuación te damos algunos consejos prácticos que debes tener en cuenta. 

Tómatelo con calma

Al estar concursando en unas oposiciones mientras trabajas, debes ser consciente de que vas a estar mucho más tiempo estudiando que la mayoría de tus competidores. Respira hondo e hinca los codos como un campeón.

No vas a sacarte la plaza de la noche a la mañana, pero en esta carrera de fondo que son las opos, tienes asegurado llegar al final, siempre que no te rindas nunca. 

Pero puedes ser optimista, porque tu situación no es tan mala: Piensa que al menos no vas a tener esa presión extra por aprobar que sufren los estudiantes a tiempo completo. 

Así que prepárate para un largo camino, ajusta tus expectativas a que ahora trabajar y estudiar va a ser tu nueva vida. Como te decíamos antes, si es un trabajo que te gusta realmente, no te va a costar tanto. 

Organízate y sé más productivo

Debes ser consciente de que sin organización no vas a ser eficiente, y sin eficiencia no vas a llegar a ningún lado con las pocas horas que vas a tener de estudio cada día. Puedes echarle un ojo a nuestros artículos dedicados a la planificación de oposiciones, seguro que te ayudan mucho. Hay muchas personas que han tenido que pasar por lo mismo que tú y que hemos ayudado en este aspecto. Te recomendamos revisar nuestra recomendación de aplicaciones para estudiar oposiciones y así aumentar también tu productividad

Madruga más

Cuando te acabas de levantar, la actividad de tu cerebro es mucho mayor. De hecho, las horas más productivas del día suelen ser por la mañana. Esto tiene mucha lógica en cuanto a supervivencia y evolución biológica, ya que cuanto antes espabiles más cosas podrás hacer y conseguir durante el día. 

Aprovecha esta tendencia natural y madruga un poquito cada día. Dedícale cierto tiempo extra a tu estudio. Si tienes que empezar a trabajar a las 9 y te levantas a las 6, empezarás el día habiendo invertido ya 3 horas de estudio ¡No está nada mal!

Invierte tu mejor momento del día en el estudio y verás cómo avanzas aún más rápido. 

Por supuesto, no dejes de lado tus hábitos de sueño o podría ser contraproducente. Duerme las 8 horas que te tocan cada día, si hace falta vete a dormir un poco antes. 

¡Duerme!

Ya lo hemos mencionado antes, pero es vital que duermas suficiente. Esto es algo que por desgracia olvidan muchos opositores y les acaba pasando factura. 

También, cuando tengas días de fiesta, procura desconectar completamente y descansar para recuperar fuerzas. Las vas a necesitar durante toda la semana. 

Estudiar como hábito

Al tener un trabajo casi cada día de la semana, es probable que ya tengas ciertos hábitos creados. Tener una buena rutina de estudio te será mucho más fácil que a un opositor habitual, ya que solo tendrás que encajar tus horas de estudio alrededor del trabajo y otras tareas que ya están implementadas como hábitos. 

Plantéate lo que te comentamos sobre madrugar, y estudia un poco durante las primeras horas del día. Después de volver del trabajo, podrás estudiar otras 3 horas, llegando al total diario de 6 horas, ¡genial! 

Piensa que nuestros cerebros son muy plásticos, lo que significa que se adaptan a lo que hacemos. Si estableces un hábito alrededor del estudio, ten por seguro que se amoldará a tus necesidades y se irá haciendo más y más eficiente. Si haces todas estas horas de estudio cada día y lo conviertes en un hábito, a tu cerebro le costará mucho menos concentrarse, porque ya sabrá de entrada qué le toca hacer y se preparará para ello. 

Involucra a los demás

Involucra a familiares cercanos, amigos y personas con las que convivas. Conseguirás que respeten tus hábitos de estudio y no te molesten sin querer en medio de una sesión de estudio.

Y no te cortes en delegar tareas que te podrían robar tiempo. Por ejemplo, si tienes que recoger cada día a los niños en el colegio puedes intentar pedirle el favor a alguna madre con la que te lleves muy bien, seguro que estará encantada de hacerlo. Cuando le expliques que estás sacándote unas oposiciones mientras trabajas, verás que la ilusión es contagiosa y a todo el mundo le parecerá buena idea ayudarte. 

Usa tu trabajo como complemento

Puedes dar un paso más allá del simple estudiar y trabajar, y es que hay oposiciones que podrían gustarte y a la vez estar relacionadas con tu trabajo. Plantéate si te merece la pena escoger este tipo de puesto, ya que al hacerlo podrías aprovechar tu trabajo actual para interiorizar mucho mejor cualquier temario que estudies. 

Por ejemplo, si tienes un trabajo de oficina y tus oposiciones son de administrativo, podrás poner en práctica muchos conocimientos mientras los estudias, algo que ayuda a muchas personas a aprender mejor

Mini sesiones de estudio

Verás que a lo largo del día hay momentos en los que no puedes hacer nada. Ratos muertos en el bus o el tren, o mientras friegas los platos, ratos en los que solo puedes entretenerte. Hazte un favor y procura aprovecharlos teniendo mini-sesiones de estudio utilizando la plataforma de GoKoan.

Si no quieres ni puedes leer, graba audios leyendo tus apuntes y escucha las lecciones. Ten tu mente siempre presente en las oposiciones, verás cómo avanzas un poco más rápido de esta forma.

¿Es posible opositar y trabajar? ¡Sí! Solo tienes que tener en cuenta todos los factores y saber cómo hacerlo. Te lo explicamos en detalle.

Explora técnicas de estudio

En momentos como estos es más importante que nunca que conozcas las mejores técnicas de estudio que existen. En el link anterior tienes un artículo donde te hablamos más en detalle de esto. 

Asegúrate de escoger aquellas que se adapten más a tus necesidades con la preparación de tu oposición en concreto. Si hace falta, pruébalas todas hasta encontrar cuál es la mejor. 

Recuerda por qué estás haciendo esto

De vez en cuanto te iría bien dar un paso atrás y reflexionar por qué estás haciendo todo esto. Ahora que lo tienes más claro que nunca, haz un pequeño escrito donde le expliques a tu yo futuro las razones por las que te parece tan interesante sacarte estas oposiciones. 

Cuando estés en un momento de bajón, créenos que lo tendrás, releer este escrito podría ayudarte a recobrar fuerzas y seguir dándolo todo en el escritorio. 

Encuentra una academia que te acompañe durante tu oposición

Todos estos consejos son muy útiles, pero de nada servirían si no tienes un mínimo de orientación durante tus oposiciones. Por nuestra propia experiencia, sabemos cómo es ‌opositar y trabajar al mismo tiempo, y vas a necesitar toda la ayuda posible para salir victorioso. Nosotros te recomendamos que utilices el Método GoKoan, un sistema pensado para ti.


Si te ha quedado alguna duda sobre cómo opositar y trabajar no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Prueba los 7 días de prueba de GoKoan y comprueba cómo la planificación se adapta totalmente a tus necesidades. Además, con el Método GoKoan tu única preocupación será estudiar, ya que estarás al tanto de todas las novedades y actualizaciones, disfrutando de test, supuestos y temario exclusivos, preparados por funcionarios que han pasado por lo mismo que tú.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al registrar o publicar en nuestro blog aceptas nuestra Política de Privacidad y Condiciones de Uso.

Artículos relacionados

Los cursos homologados, una ayuda para tus oposiciones de Sanidad

Si has decidido afrontar el reto de prepararte una oposición de Sanidad también …

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo 3 min de lectura
Planificador semanal para opositores

Planificador semanal oposiciones

Descarga el planificador semanal de oposiciones, el planificador para opositores …

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo < 1 min de lectura
opotracker_tracker-seguimiento-temas-oposición

Opotracker: Tracker de temas y seguimiento de estudio oposiciones

¿Te gusta llevar siempre el control de todo? ¿Planificas hasta el día de la comp …

icon_comentarios23 Comentarios
icon_tiempo < 1 min de lectura