Las cinco fases de estudio claves para tu oposición.

Las cinco fases de estudio claves para tu oposición.

El hecho de enfrentarnos a la oposición diariamente supone máxima constancia, organización, y capacidad para afrontar diferentes métodos de estudio y no saturarnos o encontrarnos alguna vez a nosotros mismos pensando en las musarañas. En GoKoan queremos hacer de tu labor diaria un ejercicio ameno, por eso te mostramos las fases más habituales del estudio. Hay más, que iremos descubriendo en posteriores artículos, pero éstas son las que llevamos a cabo una gran mayoría de los estudiantes.

Descripción y orden de las fases:

Prelectura.

Un primer vistazo leyendo el texto por encima nos puede venir muy bien para tener una idea general del tema, así como hacernos un mapa mental. Nos sirve para ir familiarizándonos con los títulos y conceptos generales, y también introducirnos en el estudio de una forma suave y relajada

Lectura comprensiva.

Ahora sí vamos al detalle. Leeremos bien todo el texto comprendiendo bien todos los conceptos, y si hay alguna palabra cuyo significado desconocemos, lo buscaremos en el diccionario.

Estaremos centrados en el texto, de manera activa y constante. Subrayaremos las frases más importantes o las que nos hacen recordar mejor todo el conjunto usando un lápiz o rotuladores fluorescentes de diferentes colores. Sea cual sea la modalidad que uses, seguro que afianzarás los conceptos importantes y aumentarás la capacidad de síntesis.

Resumen.

Se emplea a menudo y puede ser utilizado tanto para apartados extensos como para lecciones enteras. Es una redacción empleando palabras que conozcamos bien con apuntes y notas. Resultando una de las fases más importantes en la que se pasará de un reconocimiento del contenido, a contenido significativo.

De esta manera tendremos lo imprescindible para pasar la información de la memoria a corto plazo a memoria a largo plazo. Una vez listo, vuelves a subrayarlo esta vez mucho más esquemático: sólo palabras clave y pequeñas frase que nos ayudan a recordar. Es lo que transformaremos en esquemas. 

Esquema. 

Es una expresión gráfica de los conceptos más importantes que hemos ido subrayando o escribiendo en nuestros apuntes. A menudo se hacen esquemas solamente del tema en cuestión, poniendo dentro de diferentes cuadros los subapartados. Situaremos las ideas principales en la parte superior, que nos llevaran mediante flechas a las secundarias. Este formato se utiliza para conceptos que tienen categoría jerárquica.

En otro formato, podemos colocar las ideas más importantes a la izquierda, e ir desglosando hacia la derecha las secundarias, llegando hasta los detalles. Se emplea para los esquemas de sucesión de hechos, cuando algo da lugar a algo diferente. También para categorías que se descomponen en subcategorías.

Memorización.

Ahora procederemos a retener todas estas ideas y a grabarlas en nuestra mente. Para memorizar hay muchísimas técnicas: técnica loci, códigos numéricos, asignar imágenes que evoquen el recuerdo del concepto, y muchas más que iremos viendo. Lo principal que tenemos que conseguir es retener los conceptos. A partir de aquí podemos repetir mentalmente los conceptos para fijarlos bien. Posteriormente comprobaremos mirando al texto que lo hemos memorizado correctamente.

Esta es la técnica de estudio más extendida. Más adelante conoceremos, entre otros, reglas mnemotécnicas, medios digitales y herramientas online para tomar apuntes, así como conceptos muy interesantes sobre la memoria.

Gokoan

 

Comentarios: 3

  1. […] de los efectos que puede causar una luz inapropiada, es que memoricemos menos ya que nuestros  ojos tienen que esforzarse más para poder leer, y nos costará más […]

  2. Carmen dice:

    Buenos días,

    No entiendo dónde están las siete fases ya que solo veo cinco en este artículo.

    Gracias de antemano.

Responder a ¿Cuál es la luz más adecuada para estudiar? – GoKoan Cancelar respuesta