Cómo relajarse antes de un examen de oposiciones
12 de diciembre de 2020

Cómo relajarse antes de un examen de oposiciones

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo 5 min de lectura

Una de las cosas más importantes que debes hacer antes de un examen, y que muchos opositores olvidan, es que tienes que relajar tu mente y cuerpo para que, al día siguiente, lo puedas dar todo. Por eso, hoy daremos varios consejos sobre cómo relajarse antes de un examen de oposiciones.

La clave para relajarse antes de un examen

Debes tener muy claro que un examen de oposiciones es mucho más importante que un examen como los que hacías en el instituto o la universidad. 

Llevas meses o puede que incluso años preparándote (sobre todo en el caso de que oposites trabajando) y no es raro que el día antes y durante el examen vayas a tener un ataque de nervios. Debes tomarte tu examen muy en serio, y eso significa buscar y aplicar información como esta, para estar lo mejor preparado posible. 

Tu salud mental es esencial para que los nervios no te jueguen una mala pasada o te quedes en blanco. Nadie quiere eso para ti, y por eso es importante que aprendas a relajarte antes de un examen. Verás que son consejos un poco contra-intuitivos al principio, sobre todo si nunca los has aplicado, pero con el tiempo te van a ser útiles.

La clave es que leas lo que vamos a aconsejar y que seas riguroso en su aplicación. No te dejes llevar por el miedo y hagas lo contrario, porque solo entrarás en un bucle de malestar que no te servirá para sacar mejor nota… más bien al contrario. Lee con atención todo lo que te explicamos a continuación: 

No estudies el día antes y descansa

Es muy importante que nunca, bajo ningún concepto, estudies el día antes. Los expertos así lo recomiendan, y es que el estrés y la ansiedad, generados por la preocupación y la falta de descanso, pueden llegar a ser un problema que te podría hacer suspender, por muy bien que te lo sepas.

Este consejo te lo damos porque estudiar o repasar el día antes genera mucha inseguridad a muchas personas. Ver que no te lo sabes tan bien como creías te puede preocupar, dejándote sin poder dormir y perdiendo unas valiosísimas horas de descanso (las cuales no deberían ser menos de 7) que vas a necesitar. 

Sí, es imposible saberse el 100% del temario, pero ¿y qué? hay cosas más importantes que eso. El hecho de poder dejar de estudiar un día te permitirá recuperar fuerzas y te hará rendir mejor el día del examen. En ese momento es cuando necesitas estar en tu máxima capacidad para aprovechar esta ocasión. 

Por muy tentador que sea, no toques un solo apunte el día anterior al examen. Si te preocupa en demasía no saberte algo, haz un repaso muy ligero de tus esquemas (no de tus apuntes) y para enseguida, o de lo contrario empezarás a ponerte nervioso. Procura no agobiarte el día antes y verás que te saldrá mucho mejor.

Ponte en lo peor

¿Qué pasaría si no pasases ESTE examen? Plantéatelo ¿Sería acaso el fin del mundo? Ponte en lo peor, verás lo ridículo que suena. No te estás jugando la vida. Si fueras una persona distinta seguro que este examen no te importaría en lo más mínimo. 

El mar está lleno de peces, y también de exámenes. Si no pasas este examen, podrás seguir preparándote para el siguiente. Son muchos los opositores que no lo consiguen a la primera, y no hay ningún deshonor en que esto te pase. No permitas que te presionen a aprobar, más allá de los ánimos y las buenas expectativas. Puede pasar de todo: que tengas más nervios, que cierto tema no lo hayas entendido bien o que hayas tenido mala suerte. 

Déjate llevar y verás que no pasa nada por suspender. La cuestión es que solo necesitas tener éxito una vez para conseguir lo que quieres. Si caes, volverás a levantarte y punto.

Prepara bien el día del examen

Para no tener preocupaciones ni problemas el día del examen, prepara todo el material que vas a necesitar llevarte, ordenado en tu escritorio (bolígrafos, DNI, etc.). 

Que mañana no tengas que hacer otra cosa que levantarte, desayunar y recoger lo que hay ahí para ir al examen directamente, sin necesidad de preocuparte ni bloquearte pensando en qué debes llevar. 

Cualquier problema podría ponerte más nervioso, así que intenta no tener ningún obstáculo y llegar al examen lo más limpio de estrés posible. Esto también implica intentar estar lo máximo de concentrado en tu examen antes de realizarlo. Aquí van algunos trucos para relajarse antes de un examen, que te ayudarán a ir con la mentalidad correcta:

  • Antes de entrar al examen, no hables con nadie sobre el temario ni repases para no ponerte nervioso
  • Si hace falta, aléjate de las personas que están histéricas o repasando en voz alta para que los nervios no se te peguen. Si quieres ayudar y crees que vale la pena, puedes compartir abiertamente que eso no sirve de nada y solo os pondrá nerviosos a todos.
  • Llega antes de tiempo, para que la impuntualidad no sea un estresante más
  • Si tu examen es tipo test, léete estos trucos.

Teniendo en cuenta estos consejos, sé consciente de que no puedes controlarlo todo, y que hay factores externos que escaparán siempre a tu alcance, y en esos casos solo te queda adaptarte lo mejor posible. Aceptarlo solo te hará más fuerte, pero todo lo que puedas hacer tú mismo para facilitarte el camino será de ayuda.

Respira profundamente

Poco antes o incluso durante el examen puedes aplicar una técnica de relajación que puede irte muy bien: la respiración profunda. Este ejercicio te permitirá aliviar tu estrés y ansiedad, de forma que tus nervios se disipen. 

Aquí tienes un pequeño tutorial muy útil para saber cómo hacerlo. 

Durante el examen, puede ayudarte el estar pendiente del sonido de tu respiración. La respiración tiene un componente relajante por sí sola. Si ves que estás muy nervioso antes de entrar o justo cuando tienes el examen delante, dedícale unos minutos a escuchar tu respiración. Si hace falta, cierra los ojos. Verás cómo tras un breve período estarás mucho menos tenso. 

Visualiza

Una técnica que se aplica mucho en psicología para tratar las fobias es la visualización. Consiste en crear una imagen mental de ti mismo haciendo el examen, de forma relajada, imaginándote cómo será el examen. 

Para ayudarte, puedes usar ejemplos de exámenes de otros años y ver qué tipo de preguntas se han hecho. Y, ¿por qué no? Imagínate respondiendo bien a todas las preguntas y consiguiendo tu plaza. A muchas personas les va bien hacer este tipo de visualizaciones para habituarse al examen, perder el miedo y proyectarse mejor hacia sus objetivos ¡Pruébalo y nos cuentas cómo te va! 

Desayuna ligero

El día del examen, por los nervios es posible que te cueste comer o, al contrario, que te quieras dar un atracón. Nada de extremos… y, sobre todo, nada de desayunos ni comidas copiosas antes del examen. Necesitas toda tu sangre regando tu cerebro, no en tu estómago haciendo una larga digestión. Obviamente, te convendría tener algo de energía, por lo que come lo esencial.

Haz una comida algo más ligera de lo normal y, tal y como explicamos en nuestra guía de alimentación, no hagas experimentos gastronómicos. Asegúrate de que vas a tener bien tu estómago, sin excesiva carga ni problemas intestinales, o serán un factor que te estresará. Por supuesto, hay personas que con los nervios acaban teniendo problemas gastrointestinales, y comer algo más ligero te ayudará a remediarlo antes de que pase. 

Y, por supuesto, nada de pastillas para relajarte antes del examen. Pueden tener efectos secundarios que no te convienen.

Ejercicio físico

Hay personas a las que les viene muy bien realizar un poco de ejercicio físico poco antes del examen para relajarse. La liberación de endorfinas hará que parte de tu estrés y pensamientos negativos desaparezcan mágicamente. Eso sí, haz algo ligero y si tu examen de oposición también tiene una parte física sáltate este consejo.

Aquí tienes un buen ejercicio para cualquier nivel:

Recuerda que tienes que poder descansar y liberarte de la gran mayoría de tus nervios. Ahora que ya conoces los mejores consejos sobre cómo relajarse antes de un examen, solo te queda aplicarlos y ser consistente ¡No te preocupes, estamos seguros de que lo lograrás!


Si te ha quedado alguna duda sobre cómo relajarse antes de un examen de oposiciones, no dudes en escribirnos un comentario o contactarnos.

Con GoKoan puedes estudiar desde cualquier lugar, de una forma diferente, online y totalmente personalizada. Puedes ver todos los cursos de oposiciones que tenemos en nuestra web y tienes 7 días de prueba totalmente gratuita para comprobar cómo el Método GoKoan puede ayudarte a aprobar tu oposición.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al registrar o publicar en nuestro blog aceptas nuestra Política de Privacidad y Condiciones de Uso.

Artículos relacionados

Podcast oposiciones: Plazos ley 39/2015 (LPAC)

Podcast Oposiciones GoKoan 04: Los plazos de la LPAC

Esta semana hablamos sobre la resolución y notificación del procedimiento admini …

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo 3 min de lectura
8 razones para opositar

8 razones para opositar. ¿Por qué ahora?

Hace unos años, cuando alguien decía que quería opositar se le tachaba de confor …

icon_comentarios34 Comentarios
icon_tiempo 3 min de lectura

Mamá opositora

¿Eres madre y estás opositando o pensando en hacerlo? ¡Esto te interesa! Sabes q …

icon_comentariosSin comentarios
icon_tiempo 2 min de lectura